7/12/08

El Telar

Vivimos historias que se entretejen. Nos parecen casualidades pero no son más que destino. Unas llevan a las otras; nos hacen girar hacia un lado, luego hacia el otro; se lían y deslían. Nuestra vida es una rueca en movimiento mientras alguien sostiene los hilos de la madeja. Teje y desteje sin medida. Y el resultado a veces es una bufanda sin fin y otras, un ovillo mal liado.

2 comentarios:

lost in translation dijo...

pues yo espero poder darle un poquito de color con mi hilo a tu bufanda o tu ovillo...

Mar-Tita dijo...

Ya has coloreado una parte MUY importante q ojalá no termine