17/2/09

Quienes somos y a quién amamos

Según un reciente estudio de una antropóloga de la Universidad de Rutgers, Helen Fisher, el tipo de personalidad de cada uno de nosotros determina neurológicamente la elección de pareja (algo que nos da qué pensar a los que no la tenemos).

6 comentarios:

Suko dijo...

traducido, que somos esclavos de nuestras neuronas...eso rompe un poco la "magia" del amor o me lo parece a mi?

Un saludo

Mar-Tita dijo...

No necesariamente, tiene algo de biológico pero también de cultural.

in-nocent dijo...

Creo que la personalidad es algo muy cultural, y sobre la que podemos actuar, aunque nos cueste cambiar certas cosas!
Nosotros somos nuestra realidad!
Y lo que la personalidad marca la elección de la pareja, no lo dudo!
Pero eso aún tiene que crear más mágia,no?

sergio Lay dijo...

El tema está en la neurosis versus la madurez emocional.

La neurosis es inmadurez, ansiedad... oportunismo, ubicuidad...

La calma es observar, detectar aquello que existe en nuestro propio interior que no funciona correctamente y que nos hace "Pensar" que lo que vemos está bien.. que nos hace creer que solo porque estamos omnubilados funcionará... El EGO neurótico tapa... vela, esconde... transforma... luego el diario vivir revela la verdadera realidad. Genralmente Inmadura emocionalmente.

Mar-Tita dijo...

Nos faltaba el punto de vista del profesional, gracias por tu aportación Sergio!

sergio Lay dijo...

Hola, espero no molestar, leía todas tus atractivas reflexiones, y al llegar a esta parte, que nos compete a todos vivamos la sociedad que vivamos es que decidí meter la cuchara como decimos en Chile.
El ser humano sigue siendo el mismo, proveniente de la misma familia primigenia, lo que nos convierte a todos en parientes finalmente...
Y cargamos con las mismas deficiencias y aciertos.
En AFRICA, no recuerdo la aldea, dicen.. " Para criar un hijo se necesita una aldea" el planeta entero es la aldea del Hombre.
52 años, no es ser profesional, es solo una vida vivida intensamente, por lo mismo aprendida a golpes y caricias... y estudiando todo lo que exista escrito acerca de como justificamos nuestras faltas de acertividad.
Todas vuestras reflexiones nacen en el mismo centro. Todas las generaciones las han vivido y a través de un sencillo ACIERTO- ERROR a lo largo de nuestras vidas y la consciencia de que pertenecemos a una raza en proceso y de que podemos ir aportándonos unos a otros es que podemos acceder a la evolución. Un poco de amor, otro de fisiología. Unos gramos de armonía entre las partes y Voilà... tenemos un postulante a ser humano listo para buscar a otro y determinar según madurez emocional y cultura si lograrán traspasar las barreras de los hábitos que cada uno vive y que en días de avanzada la relación van apareciendo.