20/4/09

Diarios de Alcoba

Es horrible no poder conciliar el sueño cuando un pensamiento me abruma, cuando me siento tan rabiosa o triste que tengo que encender la luz y escribir. Esta siempre ha sido mi manera más efectiva de desahogar. Una vez que ya he llorado lágrimas de tinta en el papel, me relajo y duermo.

4 comentarios:

in-nocent dijo...

Parece que sacandolo duele menos,no?
Ojalá fuera tan fácil!

in-nocent dijo...

Parece que una vez fuera todo se vea más fácil, no? ;)

Mar-Tita dijo...

Para mí es una manera bastante efectiva cuando tengo que desahogar sola ;)

Don Quijote dijo...

Pero que razón tienes querida Marta, eso demuestra lo sensible que eres, y lo buena escritora que eres.

Normalmente nos distraemos con lo que hacemos bien o nos gusta, y por lo que he visto en tu blog lo tuyo es la escritura.

Enhorabuena.

Don Quijote