2/12/09

El sigilo de una caminante por Madrid

El frío captura el silencio de Madrid. Solo mis ojos y mis pies. Y después las sensaciones.
Camino asociando ideas. Me atraen las hojas pisadas en las baldosas, ésas que se arrepintieron de caer del árbol y ahora se abrazan a cualquier zapato.
La calle se llena de zapatos a elegir pero todos transitan con premura marcando el ritmo acelerado de una mañana frenética. Los pies responden a la razón al igual que las prisas al estrés.
Todos somos extraños, quizás por eso domine la inexpresión. No me cruzo ni siquiera una sonrisa ¿nadie es feliz?
Los abrigos envuelven tanto los problemas que no dejan aflorar los sentimientos y yo me pregunto si hoy tu necesitas llorar; o tu deseas brincar de alegría; o en cambio tu quieres vaciarte de ira...
Hoy es un día más para todos aunque no sea un día cualquiera porque cada día tiene un qué, un dónde, un cuándo, un quién, un cómo y un por qué.

4 comentarios:

Jaime Núñez Ubach dijo...

Me gusta Marta; si te apetece puedes leer o sacar en la biblio un buen libro, obligado para todo expatriado que esté por aquí, en Angola: "Un día más con vida" de Ryszard Kapucinsky, un periodista mítico ya fallecido que narra su experiencia en Luanda, Angola, cuando la guerra.
un abrazo!

Marta dijo...

Gracias por la recomendación, me encanta Kapucinsky, uno de mis libros favoritos es "Ebano" pero este que me dices aún no lo he leído así que me lo apunto!

Anónimo dijo...

Que delicia leerte!

Marta dijo...

:)