26/3/10

Volver

Hoy ha sido especial, uno de esos días que te dejan buen sabor de boca, uno de esos días en los que te quedas con la satisfacción de volver a un lugar, echar la vista atrás y sentir que has vivido una experiencia que ha marcado tu vida. Qué paradoja: nada es eterno y sin embargo todo permanece.

Hoy volví a mi antiguo trabajo, que es prácticamente como volver a casa por Navidad: una gran familia, una buena comida y siempre algo que celebrar. Fueron casi tres años de vida auténtica en los que mastiqué hasta las milésimas de segundo, por eso irme fue como ahogarme en lágrimas. Precisamente volví para una despedida y la lloré como si estuviera reviviendo la mía hace un par de años.

¡Cómo cambia la vida!, ¡el tiempo pasa volando!... esas son frases perennes pero veraces al fin y al cabo. El cambio siempre ha ido parejo con la nostalgia y nostalgia es lo que he sentido hoy desde que he subido al metro hasta que me he sentado en la mesa de nuestro "cuartito" de la oficina para tomar uno de esos cafés a carcajada limpia. De repente fue como si no me hubiera ido nunca, como cuando escribí aquel antiguo post un 31 de octubre de 2008 que decía: chismorreo-sillas arrastrándose-taza de café-unión: cariño. Tal cuál.

Despedirse para reencontrarse siempre es un deleite. Volver y ver todas las esquinas empapeladas con nuestras fotos es emocionantemente conmovedor. Y sacrificar ese gran momento de mi vida por un cambio atrevido ha valido la pena porque el regreso a lo que fue y ya no es, pero en el fondo sigue siendo, es tan dulce que cautiva. Todos hemos sido imprescindibles en ésta, nuestra historia, la de "la sexta".

10 comentarios:

IRIS dijo...

Ya sé que soy facilona y que hoy el día invita a ello... me has hecho llorar...

Yo tb te/os quiero mucho.

Más allá de 365 sonrisas dijo...

muak :)

Anónimo dijo...

En esta vida las decisiones siempre tienen que ser valientes, arriesgadas; si no se toman decisiones, nunca podremos saborear nuevas sensaciones, nunca podremos aprender ni tampoco conocer a otros seres sensacionales que todavía y, aunque parezca mentira en este mundo de belenes esteban y demás personajillos, afortunadamente existen y están ahí para enseñarnos sus experiencias, siempre enriquecedoras. Que no se nos olvide que la posición cómoda de no tomar decisiones significa siempre "estancamiento".
Me alegro muchísimo de ese reencuentro con tus "compis" de "la sexta"
Un besazo.

PilarB dijo...

Gracias Marta, por hacerme sentir con tus palabras, y por venir a nuestra despedida, ha significado mucho; en momentos así la presencia de la gente que quieres tiene un valor incalculable.

Gracias también, y esto va por todas, por dejarme forma parte de la historia "las sextas"; no cabe duda de que eso marca un antes y un después en tu vida =).

Os quiero un montón, hoy y siempre, porque aunque pase el tiempo y nuestros caminos se separen, como dice Marta, todo permanece.

Un beso enorme.

lost in translation dijo...

Martita!:
Como siempre, sabes tocas con muchísima sensibilidad las emociones. Qué me vas a contar! Yo también me fui ahogada en un mar de lágrimas, pero ha merecido la pena, no?

Más allá de 365 sonrisas dijo...

por supuesto que ha merecido la pena!!

in-nocent dijo...

Ja ja ja...
Ay las sextas... que planta más movidita!
Y que pequeño es el mundo cuando te vas encontrando gente que también ha pasado por allí.
Suerte a los que empiezan nueva etapa, y ánimos a aquellos que se han animado a empezar una etapa en "la sexta"...
Dios... que lejos queda aquello,no?

Más allá de 365 sonrisas dijo...

Cuando vuelves, parece que no queda tan lejos, es más, es como si no te hubieras ido!

Ahida dijo...

pues a mi también me hiciste llorar...será casualidad pero estoy leyendo esto a la vez que escuchando la canción del marido de la peluquera de Pedro Guerra con Bebe: esa frase que dice.... (....)lo que fue tan hermoso, que no caiga en olvido, te estaré recordando por siempre...... que tú no te has ido.
Chicas, como podéis comprobar con las primeras "chicas de las Sexta", esto no tiene por qué quedar en una despedida. Las quiero un montón desde la 1ª a la última.

Más allá de 365 sonrisas dijo...

requete muak