14/7/10

Sueños que encajan

A veces los sueños no duran más de unos minutos en nuestra mente y sin embargo, permanecen para siempre en algún otro rincón. Pasa el tiempo y no sabemos de ellos, hasta que un buen día vuelven disfrazados de impulsos y nos devuelven la ilusión.

Regresan por algún motivo e intentan hacernos ver que encajan justo en ese momento y que, si nos despistamos, se desvanecen. Por eso hay que cazarlos al instante, porque son únicos e irrepetibles, como las mariposas: si dejas escapar una, no verás otra igual.

1 comentario:

Sonia Gluten Free dijo...

Los sueños pueden ser " a veces" nuestro mejor aliado....hay que "pillarlos" haciendoles realidad.

un beso
sonia abuela de una niña celiaca