17/8/10

Las rosquillas de mamá / Mum´s ring-shaped pastries

Estar en "casa" es volver a la infancia y, sobre todo, saber que las madres siempre están orgullosamente dispuestas a satisfacer cualquiera de nuestros caprichos culinarios con absoluta devoción. Son esas recetas que las madres hacen como nadie y que, solo por el cariño que le ponen, saben a gloria.

Tenemos nueva cocina, lo que es una magnífica excusa para empezar con los antojos de repostería casera. Esta vez me apetecían rosquillas y este ha sido el delicioso resultado.

El café de la tarde con un dulce mientras charlamos de nuestras cosas es una costumbre que nunca me gustaría perder. Nos gusta mantener esa complicidad madre-hija al tiempo que disfrutamos de uno de muchos placeres que compartimos.

Durante el verano y, siempre que el clima lo permite, nos gusta hacer todas las comidas en el jardín. Es mucho más agradable y relajado.

Si queréis probar la receta confieso que es deliciosa y, además, sin gluten:

r o s q u i l l a s   d e   m a m á

- 500 g de harina sin gluten
- 2 yemas de huevo
- 100 g de mantequilla
- 125 g de azúcar
- 400 g de leche
- 20 g de levadura

1. Mezclar la levadura en leche templada.
2. Batir la yema junto con la mantequilla y el azúcar. Añadir la leche sin dejar de remover y justo después, la harina poco a poco hasta que la masa se haya mezclado bien.
3. Tapar la masa con un trapo húmedo y dejar reposar media hora.
4. Una vez pasado este tiempo, darle forma de anillos a la masa e ir colocando cada rosquilla en una bandeja de horno. Se tapan y se dejan reposar un par de horas sin exponerlos a ninguna corriente.
5. Cuando han crecido lo suficiente, se fríen en aceite a fuego medio para que se vayan haciendo poco a poco por dentro y hasta que tengan un tono dorado por fuera.
6. En un plato con azúcar glace, rebozar todas las rosquillas.

m u m ´s   r i n g - s h a p e d   p a s t r i e s

- 500 g flour (valid for gluten-free)
- 2 yolks
- 100 g butter
- 125 g sugar
- 20 g baking powder
- 400 g milk

1. Mix the baking powder with warm milk.
2. Whisk the yolks with the butter and the sugar. Add the milk and then, the flour until the dough is smooth enough.
3. Cover the dough with a dish towel for half an hour.
4. Shape the rings for the ´rosquillas´ and put them on a platter. Cover them again for a couple of hours until they grow enough.
5. Fry them in low-temperature oil so that the inside gets cooked. Then coat the ´rosquillas´ in ´glacé´sugar.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Un tándem perfecto: madre/hija, hija/madre "reposteando" y lo que es mejor, "degustando". La pena es que no podamos hacerlo más veces y también que no podamos compartirlo ya con la gran repostera que nos inculcó la afición: la abuela.
Un besín

Allure dijo...

Son bastante diferentes a las de mi madre, pero tienen tan buena pinta que creo que voy a probar tu receta para comparar.

Más allá de 365 sonrisas dijo...

Están muy buenas así que espero que te salgan. Ya me contarás :)