10/6/11

Descanso y desayuno con un gâteau aux abricots

Lo echaba de menos. Un par de días y Madrid me ha devuelto los cinco meses que me había robado en recuerdos desde que me fui. Un barrio y muchas caras conocidas, el bar en el mismo sitio con casi la misma gente y, por supuesto, los abrazos de mis amigos (cinco segundos en los que parece que se recupera de golpe todo el tiempo perdido). Me he sentado en el avión de vuelta a Bruselas muy contenta y sin dejar de mirar ese cielo despejado que solo tiene Madrid.

Después de viajes, bodas y ceremonias, exámenes y otras ocupaciones, llega un viernes muy esperado por una gran noticia (para nosotros): descansamos y dejamos que la improvisación nos siga descubriendo Bruselas. Habrá tiempo para cocinar, pasear, ir al mercado, quedar con los amigos, seguir decorando la casa y hacer todo ese tipo de cosas normales que a veces cuesta creer que sean tan difíciles de conseguir.

 Y como ya es verano y la fruta se me hace aún más indispensable, ha sido imposible no pararme en uno de los puestos de camino a casa. Unos albaricoques han ido a parar primero a mi cesta de la compra y después al horno para preparar con mimo los largos desayunos que nos esperan este fin de semana.


Cualquier fruta simplemente al horno es un placer para el paladar así que a veces, al margen de la receta, suelo poner la sobrante en un recipiente espolvoreada con azúcar y dejarla cocinarse en el horno mientras lo voy precalentando para la receta.


g â t e a u   a u x   a b r i c o t s

- 8 claras de huevo
- 120 g de avellanas en polvo
- 430 g de harina sin gluten (mitad de mijo y mitad de almidón de maíz)
- 225 g de azúcar
- 150 g de mantequilla fundida
- 5 albaricoques cortados a la mitad y deshuesados
- 50 g de azúcar
- ralladura de limón

1. Precalentar el horno a 180º C.
2. Fundir la mantequilla y dejarla enfriar. Poner los albaricoques en un bol con el azúcar y reservar.
3. Montar las claras con el azúcar e ir incorporando la mantequilla fundida sin dejar de mezclar.
4. Añadir la ralladura de limón y las avellanas molidas.
5. Tamizar la harina e ir incorporando con movimientos envolventes.
6. Engrasar un molde y extender la masa.
7. Colocar las mitades de los albaricoques.
8. Hornear durante 40 minutos a 180ºC.
9. Dejar enfriar 10 minutos y después desmoldar.

¡Feliz fin de semana!

41 comentarios:

Núria dijo...

Tengo albaricoques muertos de pena...creo que se como usarlos...
besos

Carmen dijo...

Me encanta!!!!Que bien me vendrían ahora para merendar ;-)) Sigue disfrutando
Las fotos son fantásticas
Besitos

Carrot Cake dijo...

Qué entrada tan bonita, eso es amor a la tierra :)

Pero que hambre me ha entrado, me voy a merendar!

Un besote enorme!

Mayte✿ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mayte✿ dijo...

Ay niña...volver a la tierra que uno ama es siempre un respiro fresco de vida, de sensaciones me alegro mucho que lo hayas disfrutado...y no sé porque me ha pasado por la cabeza que esa sorpresa sea...jajajaja, mejor te lo digo luego.


Un abrazo enorme Marta, disfruta mucho del fin de semana lindura ;)

p.d. jajaja he olvidado casi esos melocotones tan ricos y esa tarta que en cuanto tenga la cámara otra vez...pienso hacer y mandarte foto :D (no digas nada lo sé soy un desastre!!)

Ana-Experimento en la cocina dijo...

Me alegro de que te haya llenado de energía la vuelta a Madrid.
Qué razón tienes en lo de no tener nunca tiempo para hacer las cosas más normales... yo también quiero descansarrrrr.
Te ha quedado una tarta estupenda, pero al ver la foto hubiera jurado que eran nísperos y no albaricoques.
Besos

Heva dijo...

Tiene una pinta fabulosa, tengo unos albaricoques un poco maduros en la nevera que me van a quedar muy bien con tu receta.
Un besote

Magdalena de Chocolate dijo...

Qué delicia de pastel y qué delicia de fotos! Una maravilla :D

Justo ahora acabo de preparar unas tartaletas de nectarinas y huele toda la casa a la fruta, delicioso :)

Un beso!

foodtravelandwine dijo...

Hermoso relato.....y delicia de gateaux....que mas se puede pedir??.....Abrazotes, Marcela

Sole dijo...

¡que lindo que hayas estado por madrid! bonitas vacaciones :)
y hermosa tartita de damascos :)

maria dijo...

Ohhhhh que pastelitos tan deliciosos, se ven tan tiernos y suaves. La fruta debe darle un sabor sensacional.
Bsitos

Alisonhouse (potingues y fogones) dijo...

Una entrada muy bonita y que me alegro que hayas disfrutado de tu viaje. Ese bizcocho que has preparado debe ser una delicia. Lástima que no tenga albaricoques porque estaba pensando en hacer un bizcocho ahora mismo para el desayuno. Buen finde........

luisa dijo...

tienen una pinta estupenda. Que bien que hayas recuperado fuerzas para mas tiempo. bss.

Chez Silvia dijo...

Que fotos más bonitas!!!de verdad y el bizcocho una delícia!!!! besos y buen finde

Juana dijo...

Hola mi Martita bonita!!!, con que estuviste en Madrid??, ya decia yo que tardabas!! :)
me encantan los puestos de fruta y tiendecillas que hay en Bruselas, encuentro que en España se han perdido mucho ese tipo de negocios...si viviese alli yo tambien picaria con muchos productos!
tu pastel es precioso como todo lo que tu haces!!!
Disfruta de tu fin de semana linda!!!!

Marhya dijo...

¡¡Se ve de cine!! Las fotografías son preciosas, da una pena terrible no sólo no poder probarlo (anoto la receta, gracias por compartirla) si no también no poder olerlo, porque la cocina debe tener un aroma durante el horneado como para que el vecindario entero te asalte.
un beso.

alimoto dijo...

que rico. creo que voy a probar tu receta pero con nisperos.
Bss

http://conxitazen.blogspot.com dijo...

TENGO 2 cosas pendientes. la visita a BRUSELAS, y TU BIZCOCHO!!
En fin, a buen seguro que la segunda será la PRIMERA.
Gracias y buen fin de......

dulce dijo...

que bueno te ha quedado, besos

Tere dijo...

Una maravilla de entrada, una gran receta con albaricoques que me encantaaaaa , un fuerte abrazo, Teresa

Pamela dijo...

Hola Marta hermosa, Me alegra que hayas podido pasear por tu amado Madrid, te comprendo tan bien, nada más dulce que volver a lo de uno. La tarta también es dulce y deliciosa, pero una duda ¿no son nísperos los de la foto?. Besitos

Esther dijo...

Hola Marta,ya se te echaba de menos.
Estoy contigo en lo de la fruta horneada,la que algunas veces no tomo fresca por pereza,la meto al horno con cualquier cosa y ya me vuelve loca,¡¡sere golosa!!
un beso grande Esther

Patyclau dijo...

Una entrada preciosa.
Me alegro que te haya recargado las pilas tu visita a Madrid.

Un abrazo fuerte

Carola dijo...

Me encantó esta receta y es muy cierto lo de los abrazos, el cuerpo habla.
Mi arbolito de damascos lo plantamos el año pasado, ha perdido sus hojas y no veo la hora de volver a probarlos. El primero del arbol a la boca y con los demas seguiré tu consejo.

besote!

Carola

Más allá de 365 sonrisas dijo...

Efectivamente los primeros de la foto son nísperos pero los del gâteau son albaricoques, que ya no me quedaban para hacer las fotos después. Con cualquiera de las dos variedades es delicioso. Un beso y gracias a todos!!!!!

zer0gluten dijo...

Te doy toda la razón. El abrazo de los nuestros, la recuperación de nuestro espacio, la rutina y una buena tarta con fruta al horno puede ser en ocasiones lo más cercano a la felicidad.
Besos preciosa, con nísperos o albaricoques tu tarta es una maravilla.

ELena - delicious kitchen stories dijo...

Hola, querida Marta!!!
Así que estuviste por los Madriles.... yo estuve por allá en Semana Santa.... me es tan familiar esa sensación que describes....
en cuanto al gâteau, se ve delicioso... tengo muchas ganas de hacer un bizcocho así, seguiré tu receta si falta. Son las 8 de la mañana ahora mismo, la hora del desayuno y mataría por un trocito de ese bizcocho ;-)
Besos.

macus! dijo...

Le tengo unas ganas a un molde rectangular como el tuyo...!! por no hablar de unos buenos albaricoques que siempre me recuerdan al verano...:)

saludos!

Uno de Dos dijo...

Con lo que me gustan los albaricoques tiene que estar esta tarta muy buena!
Me ha gustado la idea de poner la fruta con azúcar aprovechando el horno!
Lo que suelo hacer yo es dejarla fuera macerando con un poco, un vicio!

Mirasens dijo...

el bizcocho no sé como estará, pero desde luego las fotos son una delicia para la vista!! preciosas!

http://www.lasrecetitas.blogspot.com/

glutoniana dijo...

Me estoy muriendo por comprar albaricoques, pero ayer en la tienda tenían mala pinta pobrecitos. Pero cuando encuentre de buenos a ver si me animo con tu receta... aunque me he prohibido de cocinar dulces durante un tiempo :)

Las recetas de Glutoniana

Blo dijo...

Que maravilla, los albaricoques y toda la fruta veraniega aparte que es ríquisima son de un fotogénico que no te cuento, siempre se ven preciosos!

Stefania dijo...

Una bella ricetta :) ciao

SUNY SENABRE dijo...

Seguro que habrás vuelto con energías renovadas. Una receta estupenda, pero me habían parecido nísperos en lugar de albaricoques.
Muy rica esta tarta y preciosas fotos.

Besos,

Bea dijo...

Acabo de conocer tu blog y me ha encantado. Te sigo, además tengo un sobrino celíaco y me va de perlas...
Un besito
Bea...con mucho amor

Juana dijo...

EH!!!, no hay nada!!!...venga!!!, deja de dar paseitos por la preciosa Bruselas y a cocinarnos una de tus delicias!!!:)
MIL BESITOS LINDA MARTA!!!!

OLGA FERNÁNDEZ dijo...

Me alegro mucho de tu bocanada de aire fresco ...te renueva para un tiempo más...aunque estás perfectamente adaptada, verdad? Un postre delicioso adornado siempre, con tus maravillosa forma de hacer fotos!
Besos Marta

Isabel dijo...

Me agrada haberte conocido.
Tu blog es espectacular.
Te felicito y te sigo.

Un saludo.

Isabel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabel - Frabisa dijo...

Qué lujuria de blog, uauuuu, te felicito, estoy encantada de haberte encontrado.

un beso

bubbles on my planet dijo...

me chiflan los albaricoques! me apunto esta receta, tiene tan buena pinta :) bss