13/10/11

Corazón de otoño

El otoño siempre me deja sin palabras, me contagia esa tristeza que no es tristeza sino un simulacro plagado de hojas caídas, tonos menos vivos y sensación de frío suave y soleado que juega a olvidarse del verano.

 El corazón del otoño invita a extrañar algo y nunca se sabe muy bien el qué. Sin embargo sigue habiendo luz y los días también se disfrutan si rebuscamos y encontramos un acicate. Aunque el día sea gris, siempre aparece alguno.

La ciruela es un fruto de verano pero yo siempre la relaciono con el otoño por su color. Tengo en mente algunas recetas con productos de temporada, pues realmente son los que hay que aprovechar por estar en su mejor momento. Sin embargo, esta semana he elegido las ciruelas. Cuando imagino una receta, no me la quito de la cabeza hasta que la hago. Busco símiles para orientarme pero realmente me dejo llevar por mi instinto y mis ideas.


En otras ocasiones creo haberos hablado del azúcar "cassonade", muy típico belga. Es un azúcar potente, con mucho sabor y que le va muy bien a algunos postres. En este buscaba precisamente potencia, buscaba un color marrón otoñal.


Exquisitos al máximo por: la suavidad de la ciruela cocinada, la esponjosidad del mascarpone, la consistencia especial que le aporta la harina de arroz integral y la potencia de sabor extra del azúcar cassonade.


p e t i t s   g â t e a u x   de  p r u n e s   e t   c a s s o n a d e

- 130g de mantequilla ablandada
- 1 1/2 tazas de azúcar cassonade
- 2 1/4 tazas de harina sin gluten de arroz integral
- 6 mitades de ciruela
- 200g de mascarpone
- 3 huevos
- 1 1/2 cucharadita de levadura en polvo
- ralladura de limón
- azúcar glace para decorar

1. Batir la mantequilla hasta ablandar y añadir el azúcar y después los huevos uno a uno sin dejar de batir.
2. Añadir el mascarpone y seguir mezclando.
3. Incorporar la harina tamizada, la levadura y la ralladura de limón y seguir mezclando.
4. Engrasar moldes con mantequilla y extender la masa en ellos. En el medio de los moldes, colocar las mitades de ciruela.
6. Hornear en horno precalentado a 175º durante 20-30 minutos o hasta que introduzcamos una varilla salga limpia.
7. Dejar enfriar unos diez minutos antes de desmoldar.
8. Espolvorear con azúcar glace por la superficie.


30 comentarios:

miren dijo...

Preciosas imágenes, todo el otoño está aquí.

SUNY SENABRE dijo...

Que preciosidad de fotos y que postre tan rico. Me ha encantado y debe estar muy jugoso. Me gustan mucho los postres de ciruelas.

Un besito,

B.en lo alto de la colina dijo...

menuda pinta tiene

Carmen dijo...

Un placer para los ojos ver tus fotos.
bs

Colores dijo...

te entiendo muy bien con eso de que hasta no ahces la receta que llevas en mente no paras, yo soy igual!!!preciosos y seguro que un sabor increible estos petits morceaux!!! un beso

Carmen dijo...

Ummm preciosas fotos y deliciosa receta!!!!!!!
Besitos

PINKY dijo...

Unas fotos preciosas ,me gusta el colorido que tiene el otoño ,esta lleno de marices
El postre buenisimo con las ciruelas
besinos

zer0gluten dijo...

Una vez más vengo y tengo el placer de decirte que me gusta todo lo que veo.
El otoño es mi estación favorita, así que agradezco las primeras fotos.
Las ciruelas me chiflan, el cassonade me parece un azúcar maravilloso cargado de notas de aroma y sabor, y tus postres sin gluten me quitan el sueño.
Fabuloso.
Mil besos y disfruta de la temporada.

DULCE dijo...

una receta de 10 con unas fotos de lujo, besos

In cucina dijo...

Qué fotos tan evocadoras, el otoño tiene algo de reconfortante, volver a pasar tiempo en casa, u dulce como el tuyo, el recogimiento...

Núria dijo...

El otoño tiene unos colores realmente preciosos, aunque aquí donde vivo de momento no ha aparecido...
El pastel ha de estar delicioso, el azúcar cassonade cual es???
beesos

Marhya dijo...

Adoro el otoño y aquí se está demorando demasiado, ¡ni hojas secas que pisar al ir de paseo! Increíble, de verdad.
El pastel se ve espléndido, tiene todo para triunfar, con ese corte tan rico de la masa y la fruta asada y melosita.
Besos.

Mary dijo...

No te dejes llevar por la melancolía otoñal y fíjate qué colores tan divinos te rodean...Me encanta el pastel que has cocinado, debe ser exquisito...

Juana dijo...

OHHHH!!! mi Marta!, que fotos taaaan bonitas!!!...y mira!!, yo tengo cassonade de mi ultimo viaje a Bruselas..y me encanta!, la guardo como oro en paño para los dulces de invierno!!!
por cierto!!, ire para alla en diciembre..si tu no te vas seria genial verte!
cariños linda!!!

Brétema dijo...

Me encantan estos bizcochos con un color tan oscuro. Parece muy jugoso. Y con la fruta...
Preciosas fotos.
Un abrazo

Maru dijo...

Delicioso postre! aqui en Buenos Aires la primavera se ha venido tan gris que casi se parece a tu otoño. Saludos!

Caminarsingluten dijo...

Aquí, aún estamos en verano, aunque parace que mañana entrará el otoño en cuanto a temperatura se refiere.

Preciosas fotos y estupenda receta.

Besotes

Ana y Víctor.

Zivi dijo...

preciosas imagenes que bonito otoño

Nina's Kitchen dijo...

Que fotos tan bonitas Marta. Me encanta el otoño por esas tonalidades ocres. Por cierto, yo también tengo esa cestita :). Es una monada!!!

Silvia de la Fuente dijo...

Qué preciosidad de fotos, que colores... me encanta el otoño y con imagenes como estas, más aún. El postre tiene una pinta exquisita. Un saludo

Rosa dijo...

Me encanta el otoño, y me han encatado esas fotografías del arcoires sobre los tejados, preciosas.
Un abrazo.

Gema Piña dijo...

Hermosísimas fotografías otoñales, Marta. En cuanto a la receta, tiene una pinta maravillosa, ¡la apunto en mi lista!

Ingrid dijo...

Unas fotos tan otoñales como preciosas!! me encantan! y el petit gâteaux también! delicioso
Un beso fuerte

glutoniana dijo...

No me gusta el otoño por el color marrón (al cual odio profundamente...), pero si que me gusta por qué viene el fresquito que a mi me encanta. Aunque aquí estamos a 30 grados algunos días todavía...

No conocía este azúcar...

Las recetas de Glutoniana

fresaypimienta dijo...

Los pastelitos de ciruela son una delicia y tus fotografías maravillosas, feliz otoño! besos

Alisonhouse (potingues y fogones) dijo...

El otoño es la época que más me gusta. Los colores de la naturaleza son preciosos en esta época y todavía no hace mucho frio. Las fotos que nos has puesto son preciosas y el postre debe ser una delicia. Besossssssssssssss

Elena -delicious stories dijo...

A mi me encanta el otoño, creo que lo he dicho ya mil veces en el blog, y tus fotos refuerzan aún más mi pasión por esta estación. Preciosas.
Y qué decirte de estos mini bizcochitos... si tienen ciruelas y mascarpone tienen que saber a gloria bendita!
Besos y buena semana, mi niña!

antonia dijo...

tiene que estar divino, me encanta que lleve mascarpone, no sé si te comenté que hice una de tus recetas, galette (se escribe así?) con frambuesas y mascarpone y fue una delicia, ésta también la hare!

bubbles on my planet dijo...

me encanta esta mezcla que haces con las fotos de paisajes y las de recetas, queda genial.
La cassonade me recuerda mi infancia en el norte de Francia (ayyy les gaufres à la cassonade!!!)
¿Has probado la vergeoise? Es un tipo de azúcar aún más potente y delicioso, me encanta en los postres (existe en versión "blonde" ou "brune" - ésta es un poco más fuerte)
bss

Pamela dijo...

Tus fotos, siempre las mejores:) y ni qué decir de este postre increíble, mmmm, habrá que intentarlo. Besitos