19/2/12

Un domingo cualquiera al fin y al cabo

No sé si algún día me podré separar de esta ventana pero lo más probable, si logro separarme, es que buscaré otra igual.

Hoy es mágica, como el tiempo: a través de ella veo sol de pre-primavera, al minuto copos de nieve, al par de minutos viento y al final lluvia. Supongo que no es un domingo cualquiera o es otro de muchos.

Esta mañana, a la hora de desayunar, me he topado con una maravillosa caja de clementinas de España y he podido terminar de matizar una receta que había leído en el magazine de Elle à table.

El arroz con leche es todo un clásico al que no le hacen falta variaciones, aunque bien es cierto que admite muchas... et voilà, una de ellas es la tapioca con leche de coco. Mi adaptación de la receta corre a cargo de la magnífica caja de clementinas de la que os hablaba.


Este era el toque especial, el de unas clementinas que huelen en la piel de las manos casi sin apenas tocarlas, perfectas entonces para aromatizar con su piel la leche de coco a fuego muy lento.


Por otra parte, la tapioca es el almidón extraído de la yuca. Su composición hace que se formen unas bolitas gelatinosas que le dan una consistencia espesa y suave a la vez, lo que la hace mucho más ligera para la digestión.


t a p i o c a   c o n   l e c h e   d e   c o c o   a r o m a t i z a d a   a   l a   c l e m e n t i n a


-1/2 taza de tapioca
- 375 ml de leche
- 250 ml de leche de coco 
- 2 cucharadas de azúcar en polvo
- piel de dos mandarinas (eliminando la capa blanca) y unos gajos para decorar

1. Cocer la tapioca durante 5 minutos en agua que ya esté hirviendo. Cuidar que no se pegue al fondo y una vez cocida, pasarla por un colador para eliminar el líquido sobrante.
2. En una olla, mezclar la leche, la leche de coco y el azúcar y ponerla a fuego lento con las pieles de la mandarina.
3. Una vez notemos que la mandarina ha infusionado bien en la leche hirviendo, retirar y añadir la tapioca cocida.
4. Dejar hervir todo durante 10-12 minutos a fuego muy suave hasta que la tapioca esté transparente por completo y haya espesado el líquido.
5. Verter en recipientes y dejar enfriar. Una vez templada, meter en el frigorífico hasta consumir.
6. Decorar con un par de gajos de mandarina si se desea.

19 comentarios:

Marhya dijo...

¡Qué fantástico postre!! Se ve suave y delicioso, finísimo.
Disfruta de la ventena, del día y de cada cucharada de esta delicia.
Besos.

Colores dijo...

No sabes loq ue me alegra esta entrada tuya!! tengo una bolsa de tapioca en la cocina y no sabí que hacer!!! preciosas fotos y una receta maravillosa!! feliz domingo querida!

Anónimo dijo...

Aaaay qué pinta Martina! Sé yo de dos aficionados al arroz con leche y más a tus postres que se iban a chupar los dedos! Disfrútalo que los copitos de nieve hasta hace buena combinación.
Me encantan las fotos! Un besín. Tía Gala

anmar dijo...

Un postre de reyes, unas palabras llenas de sentimientos, gracias por esta receta que lleva a un hogar en las nubes.
Feliz domingo a tod@s

Miss Margarita dijo...

me encanta este clasico renovado! preciosas fotos!

Elena - delicious stories dijo...

Qué bien suena esa ventana!!! Te imagino ahí sentada, mirando la calle y ver la vida pasar :) Si es la ventana que salió en tu post anterior, a mí también me encanta, así que te entiendo ;-)
Sabes, nunca he probado la tapioca. Últimamente la he visto en muchas recetas y estoy loca por comprarla, pero no sé, la tengo que buscar en el super. Qué ricos se ven esos cuenquitos, me pido uno de esos para el postre de hoy ;-)
Un besote, guapa!!!!

VSG dijo...

Otra entrada "deliboni" ;-) Sólo me falta la leche de coco. Quiero probar este postre, creo que lo estoy saborenado... Voy a por la leche de coco.
Besos.
Gui.

geles dijo...

Qué fotos más preciosas y me ha venido muy bien la receta porque tengo Tapioca por casa. Un beso

antonia dijo...

te refieres a la ventana que salía en una foto un par de post anteriores? me llamó la atención la foto, tiene que ser un gustazo!
ha sido una idea genial añadirle a este postre el aroma de la mandarina, tal y como lo has descrito todo... casi las huelo desde aquí!

Chez Silvia dijo...

Un postre delicioso, como las fotos que son otra delícia!!! no tengo tapioca tendré que ponerle remedio. besotes

Las recetas de Silvia dijo...

Pero que rico se ve, y buenísimas las fotos! Cariños

Monica dijo...

El toque de las clementinas tiene que ser fantástico. Intuyo que hay ganas de que llegue la primavera...Besos

Lydia dijo...

Estoy deseando probar la tapicoa! Así que me apunto tu receta para cuando la consiga. Tiene que estar espectacular! Bss

Miss Migas dijo...

¡Qué maravilloso blog tienes! cociné la tapioca con leche de coco y azúcar de palma, una receta típica de Singapur hace ya bastante. Y gustó en casa. Mi madre no paraba de decir que eso lo usaban en la sopa cuando ella era pequeña.
En serio, una pasada de blog.
Besos

Susana dijo...

No he probado nunca la tapioca...igual ya toca y me lanzo con este postre.

Petó

fresaypimienta dijo...

El aroma d ela frura recién cogida no tiene comparación, así que imagino lo bien aromatizada que está esta tapioca por las clementinas, una combinación sensacional! un beso

Caminarsingluten dijo...

Como siempre, unas preciosas fotografías, un estupendo texto y un exquisito postre que tendremos que hacer.

Besotes

Ana y Víctor

Carmen dijo...

Me gustan los postres con tapioca, la utilizo como tu, para sustituir el arroz y tu receta me la llevo, ya me imagino los aromas que desprende, entre la leche de coco y la mandarina ummm.
Yo también quiero una ventana así, disfrútala.
Besitos guapa

Heva dijo...

Como me gusta el aroma que deja en las manos la mandarina, leyendote me parecia estar oliendolas :)
Me encanta tu versión del arroz con leche, el aroma de la leche de coco con el de las clementinas tiene que ser una delicia.
Un besote