15/1/13

****** nevando *******

La nieve nos sorprendió en casa, después de anochecer y al calor de un radiador, por eso pensé que lo maravilloso de ese momento era sentarse como espectadores y simplemente verla caer. Léa no entendía muy bien qué hacíamos allí inmóviles y ensimismados mientras ella estaba deseando moverse. Ver puntitos blancos deslizarse desde el cielo de momento le parecía más aburrido que interesante.


Al día siguiente por la mañana, toda la magia había desaparecido. La nieve ya no yacía impoluta sobre el suelo ni cubría las ramas de los árboles, sino que la huella humana se había encargado de pisarla y la nieve era ya más barro que un manto blanco.

El frío nos retuvo en casa y al levantarnos pensamos que el mejor plan era hacer pancakes y desayunar frente a la ventana.


 Estaban deliciosos con mermelada, azúcar glas, fruta rallada y frutos secos. Otros días fundimos chocolate o las acompañamos de praliné, miel o mascarpone.


Las mañanas de invierno con este desayuno y la tranquilidad del fin de semana saben incluso mejor.

p a n c a k e s

- 50 g de mantequilla fundida
- 2 huevos
- 500 ml de de leche con dos cucharadas de limón
- 300 g de harina fina de arroz
- 1 cucharada de bicarbonato sódico
- 2 cucharadas de aceite de oliva

1. Batir ligeramente los huevos e ir añadiendo la mantequilla fundida sin dejar de remover.
2. Seguidamente incorporar la leche que habremos dejado previamente reposar con las dos cucharadas de limón para que se convierta en buttermilk.
3. Por último, añadir la harina y bicarbonato tamizados y remover.
4. Calentar una sartén que habremos untado con las cucharadas de aceite. Para saber si está caliente, echar una gotita de agua y si hierve, ya se pueden empezar a hacer las tortitas. Con un cucharón, ir vertiendo la masa formando un círculo. Dejar un minuto y cuando empiecen a aparecer agujeritos en la superficie, significará que la masa ya está cocida por el lado de abajo y ya se puede dar la vuelta. Dar la vuelta y cocer por el otro lado. Sacar y repetir procedimiento para hacer el resto.
5. Acompañar con los ingredientes que se deseen.

21 comentarios:

Studio Duermevela dijo...

Qué delicadas esas pancakes. Me gusta mucho cómo las decoraste.
Y unas fotos de lo más sugerente.

Anni dijo...

Me encantan las pancakes solas o acompañadas!!!;)
Unas fotos espectacularares!!!Besos

Marta dijo...

Vaya pancakes más apetecibles. Lo de la fruta rallada es super buena idea... Gracias por la receta !
Bss,
Marta

DULCE dijo...

que ricos tienen que estar, besos

antonia dijo...

Aquí no nieva pero después de ver tu post, me han dado unas ganas tremendas de que nieve y verlo también calentita, desde casa, y también desayunar pancakes, claro!!

Núria dijo...

Que ricos!!! por aquí hace mucho frío y esta nevando pero en la zona de la montaña...ahora no te digo que una nevadita me gustaría verla, eso si desde casita que sino es muy pesado...je je...besos

PINKY dijo...

Unos pancakes deliciosos para como bien dices comer detras de una ventana mirando como cae la nieve
besinos

Geles dijo...

Qué postal tan bonita, por estos lares es raro que nieve (200mts por encima del mar). Nunca he hecho pancakes, tienen una pinta fantástica. Besos

Mirasens dijo...

Qué bonito, por un momento me has transportado a esa ventana. :-)

La Princesa Pastelera (midulceprincesa.es) dijo...

No las he probado nunca. Pero las fotos dan ganas de morderlas.

Alisonhouse potingues y fogones dijo...

Deliciosas pancakes. Hace tiempo que no me tomo un desayuno como ese. Preciosas fotos y entrada.
Besos mil

Claudia dijo...

La nieve y estar en casa,calentitos viendo como esta nevando,para mi es mágico....pero el frio no me gusta nada!!!Aunque con estos pancakes calentitos y tan ricos seguro que se te quita el frio enseguida!!!Un beso!!!

Marhya dijo...

¡Que maravilla! La nieve y los pancakes, y la sensación de serenidad que deja siempre.
Besos.

Manderley de GuindillayCanela dijo...

Que bonito ver nevar, mágico.
Un desayuno ideal para un día de frío invernal, super rico.

Besos

Maru dijo...

Una delicia tus pancakes! no se me ocurre nada mejor para desayunar un día de frío y nieve. Por acá con mucho calor, ya haré tu receta cuando llegue el invierno.
besos!

whereORwhat dijo...


Desde siempre me han gustado las tortias y si son con chocolate y un poco de nata mejor que mejor!
Yo tengo ganas de que nieve en Madrid, no suele nevar por lo que a veces se espera bastante para las fotos de invierno =)

Comienzo a seguirte! acabo de descubrir tu blog y he estado un buen rato leyendo un montón de post, tienes algunos temas bastante interesantes =)


Esther dijo...

Ese mismo fin de semana la nieve también caía aquí, no desayuné esas ricas tortitas como las vuestras, pero en algo coincidimos, esos desayunos sean de lo que sean, saben mucho mejor.
Besos

Laube dijo...

Qué envidia... me encantaría poder ver la nieve caer tras una ventana. Maravillosa estampa.
Besitos

Elena - delicious stories dijo...

Qué ricas las tortitas, Marta. Me encanta cómo las has presentado!
Y sí, ver caer la nieve es maravilloso, sobre todo si no hace aire, me gusta mucho! Bienvenida de vuelta y feliz año, guapa!!!!
Besos.

Anónimo dijo...

hola!!! soy lectora asidua de tu blog y por supuesto voy a hacer las tortias este finde sin falta, lo que no entiendo muy bien es lo de la butermilk, ¿dejas leche a temperatura ambiente con dos gotitas de limón? ¿cuanto tiempo? gracias!!!!
Mariajo

más allá de 365 sonrisas dijo...

Mariajo, muchas gracias, la verdad es que quedan deliciosas y a mí es una receta que nunca me ha fallado. Respecto a la buttermilk, tu pones la leche a temperatura ambiente y luego le añades el limón, la dejas reposar unos diez-quince minutos y ya está. El aspecto es como si se cortase la leche. Un beso y espero que me cuentes cómo te han quedado