2/11/14

Ladydinner

Al igual que Freud, siempre he pensado que las casualidades no existen y que formamos parte de un rompecabezas cósmico que nos conduce a eso que llamamos destino. Pues bien, María Noval y yo somos dos de esas personas que estaban destinadas a conocerse.

María y yo nos conocimos hace unos meses en un parque de Bruselas porque nuestras hijas se cruzaron en un puente mientras jugaban. Comenzamos a charlar cuando ambas nos dimos cuenta de que hablábamos el mismo idioma. Desde el principio, la conversación fue muy fluida, de esas que no cuestan porque salen de forma natural, de esas que no incluyen un... "pues qué buen día hace" porque enseguida notamos que tenemos más cosas en común que ser españolas, ir al mismo parque y tener dos niñas que rozan casi la misma edad. En cuestión de minutos nos habíamos resumido nuestras vidas y fue entonces cuando decidimos que era hora de presentarnos. La sorpresa de la historia es que, cuando yo le dije: "Yo soy Marta y ésta es Léa", su respuesta fue: "Marta... Léa...¿y tu no tendrás un blog?" Yo pensé: "Touchée" porque puede que sea de las coincidencias que más me han impresionado en toda mi vida. Desde aquel día supimos que teníamos que ser amigas y ese ha sido nuestro cometido durante todos estos meses.


María Noval está detrás de Ladydinner, un blog muy interesante en el que, como ella dice, cuenta lo que le apetece. Cuando conoces a María o lees su blog, te das cuenta que es pura vanguardia y que sabe mucho de tendencias y estilo de vida y, a raíz de eso, de muchas otras cosas.

Este fin de semana hemos compartido una estupenda comida y magnífica sobremesa en su casa, que es tal y como me esperaba, llena de personalidad y buen gusto. Creo que lo que más nos une es nuestro afán de buscar el sentido estético porque las cosas bonitas nos hacen felices y porque los pequeños detalles son los alicientes de nuestro día a día.




La receta de este delicioso plato, no os la puedo contar porque la guardan en secreto las paredes de su maravillosa cocina. En cambio, yo me he encargado de los postres: unos pasteles de arroz vascos y un moelleux au chocolat cuyas recetas podéis encontrar aquí y aquí.

Y mientras tanto... este fin de semana también han llegado los colores del otoño y Halloween y Léa se ha disfrazado de la bruja de la manzana envenenada de Blancanieves.


Gracias María. Sabes que, al igual que tú, también soy un poco Ladydinner: dinner with friends, dinner and party, shopping and dinner...

P.D. Sorry, today I didn´t translate the post into english.

6 comentarios:

Sarah Gibrán dijo...

Es maravilloso, una coincidencia increible que te hacen pensar que el mundo es un pañuelo :))) Felicidades por la coincidencia, un abrazote

365 sonrisas dijo...

Gracias Sarah! El destino es así de sorprendente y te regala momentos maravillosos como este. Un abrazo

susanne dijo...

a wonderful 'story' Marta!! I need the recipe for the rice cakes :) have a lovely day!

mirari dijo...

le he echado un vistazo a su blog, es muy especial...
me parece genial poder reunirse con una persona que en principio conoces solo de internet y llevar una amistad màs allà, en la vidda real.

365 sonrisas dijo...

Susanne! the rice tarts récipe is from Cannelle et Vanille and you can find it in this link http://www.cannellevanille.com/gluten-free/gluten-free-pastel-de-arroz-molds-with-a-history-and-a-nomination/
Have a good day my dear!

365 sonrisas dijo...

Sarah y Mirari, si, es una coincidencia increíble que recordaré siempre :)Gracias por vuestros comentarios! un abrazo