7/7/11

Una ciudad casi desierta y mis desvelos con unas biscuits fourrés

Aquí estoy escribiendo cuando cae la noche y hay silencio. Estoy sola con mi ordenador y un vaso de agua. Hoy no he cenado, han sido suficientes unas cuantas galletas a media tarde para calmar mi melancolía. Aún estando feliz siento melancolía y creo que no la dejaré de sentir nunca, forma parte de mí y de mis momentos de soledad.

Las ventanas de las casas vecinas no están iluminadas por las noches, no veo al chico solitario pegado al ordenador frente a la ventana, ni a la pareja que se acaba de mudar y está decorando su apartamento, ni al niño pequeño que se asoma a la ventana tal y como su madre, de nuevo embarazada, le trajo al mundo. En el vecindario todos tenemos nuestras pequeñas historias que compartimos con los demás a través de los cristales de nuestras ventanas. En Bélgica apenas hay cortinas en las casas, no nos importa perder algo de intimidad si  con ello ganamos luz.

No hay nadie. Definitivamente es verano y todo el mundo estará en algún lugar del mundo disfrutando de sus días libres, descansando, viajando, visitando familiares, amigos... Otros, a la espera de que lleguen, salimos a la terraza, junto a una limonada fresca, a respirar el aire de los árboles del patio de atrás y a escuchar a los pájaros que pían en una ciudad casi desierta.


Estas son las galletas de mis desvelos, biscuits fourrés como las conocen aquí. Me encantan, son mi debilidad en cualquiera de sus formas, sabores o ingredientes. Me como una y otra, otra tras otra y otra más por si aún no me habían impregnado del todo. En este caso son de limón hechas con polenta y rellenas de mascarpone avainillado. Sugerentes y más fuertes por la acidez del limón pero con un contraste dulce y suave que el mascarpone sabe poner en su sitio.


 b i s c u i t s   d e   p o l e n t a   a l   l i m ó n

-125 g de mantequilla derretida
- 150 g de azúcar blanca
- 50 g de polenta
- 225 g de harina sin gluten
- 50 ml de zumo de limón
- ralladura de limón
- 250 g de mascarpone + azúcar glace al gusto(para el relleno)
- vainilla

1. Batir la mantequilla la ralladura de limón y el azúcar. 
2. Incorporar la polenta y la harina tamizadas alternándolo con el zumo de limón sin dejar de batir.
3. Cuando se tenga una masa compacta y manejable, cubrir con film transparente y refrigerar durante media hora.
4. Precalentar el horno a 180ºC.
5. Estirar la masa y dar forma a las galletas con el cortador deseado.
6. Ir colocando en la placa del horno con un poco de distancia y cocer durante 15 minutos aproximadamente.
7. Dejar reposar las galletas cinco minutos dentro del horno con la puerta abierta antes de ponerlas a enfriar.
8. Dejar que se enfríen antes de rellenarlas.
9. Mezclar el mascarpone con los granitos de vainilla y el azúcar glace al gusto hasta formar una pasta. Untar un lado de cada galleta con un cuchillo o la manga pastelera. Tapar con otra galleta.
10. Si no hace mucho calor se conservan bien en un recipiente de cristal. También se pueden meter en el frigorífico pero se ablandarán y ya no estarán crujientes. A mí personalmente me gusta que le relleno esté frío y la masa ablandada precisamente.

 Felices vacaciones a los que ya estéis disfrutando de ellas y a los que no, seguiremos cocinando hasta que nos vayamos, ¿no?



50 comentarios:

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Yo pensaba que era la única que siempre sentía melancolía... y me parece que no.

Las galletas deliciosas, ya estoy deseando probarlas, me puedo llevar un par???

Besos

dulce dijo...

que galletas mas ricas, besos

Heva dijo...

Pues eso a cocinar y si son unas galletas así de estupendas mucho mejor!!! No estés melancólica, solo es el calor y la falta de actividad de las calles, pronto llegarán las vacaciones, el mar y los paseos nocturnos.
Besos

Carmen dijo...

La melancolía forma parte de de algunas de nosotras y sin ella tampoco seríamos como somos.......
Me encantan estas galletas, tengo polenta esperando una buena receta y esta me parece especial y deliciosa, las probaré, gracias.
Por cierto, yo tampoco tengo cortinas en casa ;-)
Besitos

Marhya dijo...

¡¡Qué buena pinta!!
Ya llegarán las vacaciones y otros quehaceres. disfrutar de unas galletas y una limonada caseras tampoco es mala cosa y segur que muchos desearían poder hacerlo.
Besos.

Nina's Kitchen dijo...

Se ven deliciosas, las fotos escandalosamente bellas y el relato... Hipnotizador! Me he quedado con ganas de mas!!!

Maru dijo...

Se ven deliciosas! ideales para mi marido, que no le gustan demasiado las cosas extremadamente dulces porque se empalaga. El limón, con su acidez, es el sabor justo para el. Saludos!

Juana dijo...

Pobrecita!!!, yo me lleve a unos cuantos de tus vecinos y ahora están aqui dandome vidilla!!!!jijiji!!!
Me encanta eso de estar por la noche en silencio con el ordenador...las galletas acompañarian esos momentos a la perfeccion!!!!!
Me escapé un rato..porque os añoro!!
Nos vemos en una semana linda Marta!!!

Rebequita dijo...

Que galletas más buenas, me recuerdan a las que prepare hace unos meses para una comida faimiliar pero esa vez eran rellenas de nutella ( A mi primo de 3 años le encantaron).

Me encanta las fotos de los limones.

Saludos

Dadá flavors dijo...

¡Están preciosas!, se ven suaves y exquisitas.
besos

Chelo.-Cogollos de Agua dijo...

Me gusta la soledad que describes, aunque yo seguro que estaría en el ordenador y comiendo esas galletas, me gustan.
Un beso

MALÚ dijo...

Unas galletas deliciosas y unas fotos preciosas. Me ha encantado. Un abrazo!!!

desde my ventana dijo...

Maravillosa...las fotos y claro está las galletas.Me gusta leerte...

Bss

Cecilia

são33 dijo...

ESSAS BOLACHAS FICARAM PERFEITAS.
BESITOS

zer0gluten dijo...

Con esas galletas no deberías estar melancólica, deberías estar goooooorda!!!!, jaja.
Me encanta eso de mirar por las ventanas. Igual está feo reconocerlo, pero imaginar historias completas a través de imágenes que veo por las ventanas en una afición que tengo desde pequeña. Además soy tremendamente curiosa, así que supongo que en Bélgica sería feliz.
Besos.

Mayte✿ dijo...

En eso soy igual...siempre tengo morriña...siempre esa melancolía latente...siempre el disfrute a la vez de ella y las sensaciones, ahora mismo la tengo...de alguien...si tomo un par de tus galletas en la mirada seguro se me alegra el día sabor limón y sonrio como ahora...un besiño Marta...eres una Sol ;)

Valerie dijo...

Que manera más bonita tienes de contar las cosas... entiendo que no hayas cenado con esas maravillosas galletas!

Besos

Alisonhouse (potingues y fogones) dijo...

Cómo me gusta leer lo que escribes. Parece que es tan sencillo comunicar experiencias y sentimientos y sin embargo yo soy una negada para hacer este tipo de entradas. Lo mío no es la comunicación. Me cuesta mucho expresar lo que siento por escrito. Por eso me encanta leer a las que si teneis ese don.
Hablando de otra cosa las galletas estas tienen que ser una delicia. Ya tengo varias recetas de galletas pendientes por hacer para cuando tenga un poco de tiempo. Besos

Ingrid dijo...

Deliciosos y delicados!! unos biscuits de lujo!! y con esta luz se ven más bonitos todavía!!
Muchos Besosss

Ana dijo...

Te entiendo cuando leo la melancolía que describes :) Espero que tus vacaciones sean pronto y confieso que siempre me han gustado las vidas de las personas que conoces por su ventana. Yo enseguida empiezo una aventura sin cortinas por Holanda ;)

Ánimo y tomo nota de la receta, a Alguien le encanta el limón :D

Un beso

biscayenne dijo...

Preciosas y muy entrañables, no sé porqué, me recuerdan a las pastitas de té que nos traía mi tía semanalmente hace muchos, muchos años...

Los que aún no estamos de vacaciones, y además presumiblemente no vamos a cogerlas en todo el verano, necesitamos ánimos y estas galletas nos ayudarán a pasar el trago. Te las copio en cuanto mi horno vuelva de veraneo!

Un saludo grande, grande!

Manderley dijo...

Yo tengo de vez en cuando "ataques" de melancolía y a veces peco de recrearme en eso, en recordar pasados casi todos felices para no caer en la tristeza, que eso si que ya me preocupa. Por eso, te animo a disfrutar de esa melancolía sana.
En cuánto a las galletas, deliciosas, toda una tentación.

Besos

SUNY SENABRE dijo...

De momento por aquí estaremos hasta que podamos disfrutar de las vacaciones.
Una galletas exquisitas. Deben ser deliciosas con ese sabor del limón que me ha encantado.

Besitos,

duermeveland dijo...

cómo me gusta esa cesta, y esas galletas, y el mascarpone y la melancolía y las vacaciones que están por llegar...
besos
;)

Rosa dijo...

Tambien me gusta compartir esos ratos en la ventana, con los vecinos de fondo...algunos, tambien estan de vacaciones y se echan de menos, (aunque creo que ellos allá donde estén, no tengan el mismo sentimiento).
Las galletas, deliciosas con ese vasito de leche.
Feliz fin de semana!

PINKY dijo...

Hola acabo de conocer tu blog de casualidad y te dire que me llevo mas de una hora enganchada en el ,me encanta como escribes ,tus fotos y tus recetas de cocina ,ademas me parece que tienes raices asturianas (por lo que leo),asi que me siento un poco unida a ti ,es lo que nos pasa a los asturianos que tendemos a hacer piña
Bueno con tu permiso me hago seguidora y espero que si en vacaciones vienes a Asturias lo pases muy bien y cargues energias para el resto del año
Besinos

Ana-Experimento en la cocina dijo...

Es difícil estar lejos de los tuyos, sobre todo cuando tienes tiempo libre o no puedes dormir.
El verano pasará y sin darte cuenta estarás otra vez liada y metida en la rutina y no te dará tiempo de pensar, ya verás.
Cuando sientas esa melancolía, búscanos por la blogoesfera y te damos un achuchón virtual.
Besos, guapa y muchos ánimos.

Olga BCN-Tarragona dijo...

Que receta más apetitosa, que fotos más bonitas, que palabras...

Caminarsingluten dijo...

Te han quedado preciosos y tendremos que hacer estas maravillas. Como maravillosas son tus fotos.

Besotes

Ana y Víctor.

Annemarie dijo...

YO he llegado a la conclusión, después de mucho luchas contracorriente, que aunque me gusta la gente, soy solitaria. Impregnarme de la soledad en algunos momentos, me hacen ver la vida llena de color, parece contradictorio, pero al bajar el ritmo y observar de nuevo como todo fluye, voy cargando mi cuerpo y alma, para empezar de nuevo con mi relación con en mundo.
Lo de las cortinas es algo que me cautiva de los paises nórdicos, aqui tan pudorosos de lo nuestro y alli no les es imprescindible.
Las galletas Marta, que decirte, me gusta el limón, la limonada, y las galletas, hay veces que me comparo con el monstruo de las galletas, me puedo comer de una sentada un paquete :-)
Feliz fin de semana

mes caprices belges dijo...

Muchos ánimos Marta. Conozco perfectamente esa sensación, que , no desaparece nunca , cuando estás fuera de casa.
Recuerda que pronto vuelves a casa por una temporada.
Bss

Pamela dijo...

Así es la melancolía, no nos abandona nunca, y parece que los veranos en las grandes ciudades la acrecentan. Tus fotos están cada día mejores, si eso es posible. Qué ricas galletas, con el limón y el mascarpone son para perderse! besotes

fresaypimienta dijo...

Guapa, tremendas galletas nos muestras con mascarpone, limón y polenta, que maravilla, jamás las he probado y ya estoy deseando notar esa acidez!!! muchos besos

juliana dijo...

tengo unos limones super aromaticos esperando una receta... y me vengo a topar con esta! como me intriga la polenta! creo q es la ganadora!

alp dijo...

Bonitos relatos y fotos muy oportunas.Te seguiré, un beso.Mi blog es de fotos y comentarios, espero que te sientas atraida por él. Un beso.

Paula dijo...

acabo de descubrir tu blog gracias a Famalap, es una maravilla!!! Recetas muy buenas con excelentes fotografías, felicidades.

Me gustaría hacerle estas galletas a una amiga. No tengo polenta, sabes dónde la puedo conseguir??? en su defecto, por qué la puedo sustituir???

Gracias y salu2, http://martafuertesboto.blogspot.com/

Da & Mer dijo...

se ven delicadas y deliciosas! riquísimas! y las fotos preciosas.
Saludos Da & Mer

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

hola:
hoy he dado con tu blog, al verte otra vez en un blog amigo y claro, entré,no lo pude resistir y me voy encantada con tu receta, una delicia.
Espero no perderme nada de lo que escribas.

Besos

Anónimo dijo...

Hola Marta!!! ¿Conoces la confitería de Gijón MARQUES??? PUes la hanreconvertido en confitería sin gluten y tiene de todo....como se q eres asturiana te lo digo por si te interesa, hacen envios a toda España en 24 horas....¿no es una noticia genial!!! Un besín... MARIAJO

Más allá de 365 sonrisas dijo...

Mariajo, me enteré antes de ayer de lo de la pastelería de Gijón pero muchas gracias por informarme. Tengo muchas ganas de irme ya de vacaciones para pasarme por allí a probar! Muchos besos

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Me quedo de seguidora de tu blog.
Besos

Raquel dijo...

Tendré que conseguir polenta porque me han gustado... es leer limón y mascarpone y lanzarme jaja
Besicos sorianos me ha encantado tu entrada, con permiso me quedo curioseando el resto.

Juana dijo...

Que bueno que escapaste del mal tiempo durante unos dias amiguita!!...yo ya devolvi a los bruxelois a su casa y creo que disfrutaron mucho del sol y el calor de la isla!!..ahora la casa esta vacia y rara, pero yo recupero mi espacio..que me hacia falta!!!
Cariños mi linda!!!!!

luisa dijo...

no te pongas asi con esas galletas tan lindas y ricas que has preparado. De todas maneras me gusta estar rodeada de gente pero a veces necesito tb esa soledad y me viene muy bien. Por cierto tengo la misma jarrita que tu en celeste que monada verdad ? bss guapa.

Kevin dijo...

Acabo de ver tu blog y es increible te felicito por este pedazo de blog :D

Te sigo ok?

Besos

Elena - delicious kitchen stories dijo...

Ja ja.... yo también tengo esa jarrita!!!! La he visto en varios sitios, qué grande es IKEA!!!!!

Bueno, por lo demás, yo también soy muy melancólica, hasta en momentos muy felices... creo que me viene de mis genes rusos. Pero esos momentos de melancolía pueden ser muy productivos, nada más ver este post tuyo y esas maravillosas galletas que jamás he probado. Tienen una pinta increíble, las haré sin falta. Soy fan de las galletas de todo tipo, al igual que mis nenes!!!!
Muchos besos, querida Marta!!!!!

Elena - delicious kitchen stories dijo...

Ja ja.... yo también tengo esa jarrita!!!! La he visto en varios sitios, qué grande es IKEA!!!!!

Bueno, por lo demás, yo también soy muy melancólica, hasta en momentos muy felices... creo que me viene de mis genes rusos. Pero esos momentos de melancolía pueden ser muy productivos, nada más ver este post tuyo y esas maravillosas galletas que jamás he probado. Tienen una pinta increíble, las haré sin falta. Soy fan de las galletas de todo tipo, al igual que mis nenes!!!!
Muchos besos, querida Marta!!!!!

Susana V dijo...

Acabo de descubrir tu blog a traves del blog de famalap y estoy encantada. Me encantan tus recetas, tus fotos y los minuciosos detalles de presentación. No dudes que desde este momento tienes una seguidora más. Sigue así que conseguirás sin duda mucho más que 365 sonrisas.
Un beso.

Más allá de 365 sonrisas dijo...

Gracias por tus palabras Susana! Me ilusiona mucho encontrar a nuevos seguidores a los que les gusta mi trabajo. Un beso!

juliana dijo...

al final me anime y las hice! pero con un relleno de limon... me gustan bien alimonadas ;)
parece q no era la unica q le habia hechado el ojo, ya q todos los comentarios confesaron ya haberla visto y estar tentadas con la polenta!