3/12/12

días hostiles pero sabrosos

Las mañanas se han teñido de un ambiente hostil... niebla, nieve, lluvia, lo que nos hace pensar que estamos mejor en casa que atrapando catarros innecesarios.

Léa crece y cambia sin parar. Es impresionante tener la oportunidad de vivir su evolución cada día, cada hora y minuto. No nos separamos nunca y eso hace que el vínculo sea tan grande que me cuesta describirlo con palabras.

Su alegría y su sonrisa, su curiosidad y su energía, su inteligencia y su capacidad para hacer de mis días un sueño hecho realidad, la convierten en un bebé muy especial. Poco a poco va forjando su personalidad y no puedo sentirme más orgullosa de ella. Comérmela a besos es mi objetivo desde que me levanto hasta que me acuesto (incluidas todas las veces que se despierta cada noche). Esta mañana me la he comido a besos acompañada de este sabroso cake.


Se trata de una estupenda receta, como todas las que hace Lena así que si queréis preparar este delicioso cake de polenta y limón, no tenéis más que pinchar aquí.

9 comentarios:

Elena - delicious stories dijo...

Pues, sí, querida, ver crecer a los peques es la cosa más bonita y extraordinaria del mundo. Quiero vivir la mayor cantidad de años para ser testigo de su desarrollo!
Me ha hecho mucha ilusión que publicaras el bizcocho de polenta. Qué lindas fotos!!!!
Un beso grande Marta!!!

Nina's Kitchen dijo...

Bueno... me has dejado sin palabras Marta... :)

Carola dijo...

se ve deliciosa! mucho amor y hermosas palabras.

besote!

Carola

DULCE dijo...

que bueno se ve, besos

Eva dijo...

Unas palabras preciosas, tienes razón, es indescriptible el lazo de unión entre madre e hijo.
El cake, toda una delicia.
Besos.

Maribel Jimenez Garcia dijo...

Yo también he tenido la gran suerte de pasar con mis niños todos los minutos de todos los días desde que nacieron, y la verdad es el mejor regalo, para ellos y por supuesto también para mi, esos momentos, los recuerdos que te quedan, y como tu dices el vínculo que se crea, no es comparable a nada. Somos unas grandes afortunadas. El cake tiene una pinta estupenda, y si además sabe a besos de bebé, no hay nada mejor en el mundo. Un abrazo

besosdecanelaymenta.blogspot.com

Miss Margarita dijo...

Adoro tus post!

Marga dijo...

Impresionantes!!! gracias por compartir la receta :-)

La Princesa Pastelera (midulceprincesa.es) dijo...

Tienes razón. Lo que describes no se puede llegar a imaginar hasta que eres madre o padre. Indescriptible.
El cake sí podemos probarlo todos, así que a hornear.
Un beso.