7/2/13

invierno {y chocolate}

A veces una necesita despertarse con un "buenos días princesa" de Roberto Bellini no solo para recordarle que efectivamente "la vida es bella" sino para enmascarar lo malo, que no es tan malo siempre y cuando nos propongamos que no lo sea.

Y a veces una necesita chocolate, también para recordar que "la vida es bella" y que los pequeños placeres no solo no hay que perderlos sino que también hay que cuidarlos.


Hablar del tiempo ya no tiene sentido melancólico para mí porque sigue comportándose aburrido y triste. Tiene más sentido hablar de recetas como ésta en las que el chocolate está omnipresente. Invierno y chocolate están íntimamente ligados porque el magnesio es muy necesario en esta época del año...y os puedo asegurar que ésta es una buena dosis de él.


Por otra parte, Léa crece tan rápido que aún me parece imposible que los meses pasados se me hagan tan lejanos en la memoria. Pronto comenzará a comer nuestras comidas a su ritmo, por ello me voy preparando para elaborar recetas que le resulten apetitosas y, a juzgar por sus reacciones, lo que tengo claro es que el chocolate estará presente en muchas de ellas.


p e t i t s   p o t s   d e   c r è m e   a u   c h o c o l a t
(para 6 petits pots)

- 250 g de crème fraîche
- 250 ml de leche
- 4 yemas de huevo
- 100 g de azúcar moreno
- 250 g de chocolate negro (60-80% cacao)
- 1 cucharada de esencia de vainilla
- polvo de pistachos para decorar
- mascarpone para servir

1. En un cazo, calentar la crème fraîche junto a la leche y la esencia de vainilla.
2. Mientras, batir las yemas de huevo y el azúcar hasta punto de pomada.
3. Añadir esta última mezcla al cazo, que dejaremos en el punto de ebullición sin que llegue a cocer. No dejar de mezclar hasta que esté bien incorporada. Dejar unos minutos más hasta que espese.
4. Retirar del fuego y añadir el chocolate en trocitos. Remover hasta que la mezcla sea homogénea y el chocolate quede bien repartido obteniendo una crema brillante y untuosa.
5. Dejar enfriar y solidificar un par de horas, también se puede meter en el frigorífico una vez frío para que se conserve mejor.
6. Servir con una nuez de mascarpone y polvo de pistachos por encima.

18 comentarios:

zer0gluten dijo...

Chocolate, ese ingrediente maravilloso que convierte en gloria todo lo que toca.
Como tus manos, que todo lo que pasan por ellas terminan convertidos en postres maravillosos y sin gluten.
Así sí, la vida es bella.
Un beso para tí y para la pequeña.

Anónimo dijo...

En unas horas espero poder probarlo principesa...gracias por endulzarme la vida!

Carmen dijo...

No es extraño que a Léa le guste el chocolate, teniendo como madre a una enamorada de él ya antes de nacer tenía su dosis.
Y tienes razón, hay que levantarse cada día pensando que la vida es bella, aunque algunos se empeñen en hacernos creer otra cosa.
Un besazo

luisa dijo...

El chocolate es lo único que no me puede faltar en la despensa y lo más puro posible. TE ha quedado deliciosos como todo lo que haces. Bss

Núria dijo...

Que rico y que bonita presentación...besos

Carmen dijo...

Me acabo de suscribir a tu blog, me encantan tus fotos, la sencillez de la página, en fin, te conozco desde hace algún tiempo y hoy me has cautivado con esta receta tan sencilla, besos y enhorabuena.

más allá de 365 sonrisas dijo...

Gracias Carmen! me alegro de que la receta sea tan cautivadora. Disfrútala! besos

Iratxe dijo...

Es que no hay nada como el chocolate par reconciliarnos con la vida cuando se pone gris y lluviosa... Qué rico, este chocolate es un super chocolate. Un besote,

www.cocinaamiga.com

Geles dijo...

Toda la razón una buena ración de chocolate te cambia la expresión. Deliciosa receta. Besos

Elena - delicious stories dijo...

El chocolate nunca está de más, aunque sea verano ;-) Pero estoy de acuerdo, en invierno se disfruta más, sobre todo sin es con estos vasitos tan monos y sabrosos ;-)
Besos.

Marta dijo...

Ay, Dios mío, que estoy perdida... chocolate negro y mascarpone en la misma receta, dos de las mayores delicias que se han inventado. Me parece que este mismo fin de semana vamos a tomar un posrte de rechupete. Un montón de gracias, y más de 365 sonrisas de placer para ti.
Feliz fin de semana.

Marta dijo...

Entiendo que la crème fraîche es crema de leche, no? ¿Podría hacerlo con leche evaporada, que es más ligera? Ya me dirás porque así que pueda voy a buscar los ingredientes que me faltan... Gracias !

más allá de 365 sonrisas dijo...

Hola Marta! la crème fraîche es nata pero espesa, lo puedes hacer con nata líquida, como la de montar pero no estoy tan segura que tenga la misma consistencia si lo haces con leche evaporada. Un beso y ya me cuentas cómo te ha quedado, es muy fácil ya lo verás

Marta dijo...

Gracias ! A ver si me animo y te cuento...
Bss.

Chelo.-Cogollos de Agua dijo...

Bendito chocolate!, es mi punto débil, no puedo resisitirme a comerlo ni a beberlo, tu crema: puro vicio.
Un beso

Sandra A. dijo...

El chocolate creo que es lo que mas me gusta!! en todas sus variantes, y esta que nos traes hoy sin duda tiene que estar deliciosa!!!
Gracias!!

cocinandosabores dijo...

Mm que rico este postre, a mi también me gusta el chocolate, no me extraña que a Lea le guste, ¡esta riquísimo! como este postre que nos traes hoy.

Un beso

antonia dijo...

qué tentación!! me encanta con el toque de pistacho y mascarpone!!