5/12/13

old-fashioned homemade granola

Creo que es imposible que me imagine ya mi vida sin una gran ventana. Llevamos un par de semanas que vemos más la vida a través de ella que al otro lado. Todos enfermos y resguardándonos del frío entre cuatro paredes.


Siempre me quedarán esos desayunos con ambición de ser eternos pero que al final se quedan en apenas cinco minutos, los mismos que Léa tarda en darse cuenta que allí estoy sentada y aún no estamos jugando.


Si tuviera que elegir un desayuno, no podría. Dicen que en la variedad está el gusto. Sin embargo, la granola es uno de mis preferidos: natural, nutritivo y, sobre todo, muy adictivo... y a la vez versátil.


Sus colores y sus sabores están inevitablemente ligados a esta época. Son dos pasiones juntas que se complementan a la perfección en un desayuno interminable ante una ventana que dibuja árboles ocres, verdes y marrones mientras se escucha música francesa de fondo. Hoy puede que no haya nada que lo supere.


A los colores de los árboles les quedan los días contados. No hay que desperdiciar ni una sola mirada antes de que desaparezcan las hojas. A veces no está nada mal estar a este lado de la ventana.


h o m e m a d e   g r a n o l a

- 100g de copos de avena (certificados sin gluten, yo uso una marca escocesa sino se pueden sustituir por copos de arroz, mijo o quinoa)
- 100g de semillas de girasol
- 100g de avellanas
- 150g de chocolate negro en trozos
- 50g de trocitos de platano deshidratado
- 10g de semillas de lino
- 10g de sésamo
- 20g de mantequilla
- 20g de azúcar de caña avainillada
- 80ml de sirope de agave
- 80ml de agua
- 1 cucharadita de esencia de vainilla

1. Precalentar el horno a 150ºC
2. En un pequeño cazo calentar el agua, el sirope de agave, la mantequilla, la esencia de vainilla y el azúcar.
Cuando el azúcar se haya derretido, retirar del fuego y dejar enfriar.
3. En un bol mezclar los copos de avena, las semillas de girasol, lino, sésamo, avellanas y los trocitos de plátano. Verter el líquido del cazo y remover.
4. Preparar una bandeja de horno con papel sulfurizado y extender la granola a lo largo de la misma.
5. Hornear durante 40 minutos abriendo de vez en cuando el horno para remover la granola con una cuchara de madera.
6. Retirar del horno y dejar enfriar para después incorporar los trocitos de chocolate.
7. Conservar en un tarro de cristal. 

5 comentarios:

Studio Duermevela dijo...

¡Me encanta!
La granola casera y el post en general. Espero que os recuperéis pronto.
¡Ni estando malitos bajas el ánimo! Será que absorbes toda la buena energía que entra por ese increíble ventanal.

zer0gluten dijo...

En casa es una de las cosas que más gusta comer y que más me gusta hacer.
Tengo una receta que es brutal, nos encanta, pero por supuesto voy a probar también la tuya.
Preciosas fotos, para no perder la costumbre.
Un beso.

Alisonhouse potingues y fogones dijo...

Desde que probé la granola es mi desayuno preferido, me encanta así tan crujiente...... A ver si tengo un poco de tiempo y me animo a hacerla casera. Preciosa la foto del tarro con su granola.
Bss

Miriam dijo...

¡Hola! ¡la granola, buenísima,seguro, y las fotos preciosas!
Un saludo,
Miriam
www.whatisinthefridge.tumblr.com

Olga Riofrio dijo...

Que fotos mas bonitas.
Hermoso tu blog.
Feliz Navidad y Prospero 2015.

Saludos

Olguis.